Skip navigation

Composición de Selectividad. Más informacion.

Los inicios del movimiento obrero

Es un fenómeno social ligado a la industralización surgido a partir de teorías, estrategias y organizaciones de los trabajadores industriales. Las condiciones de vida del proletariado eran paupérrimas: jornada laboral en torno a las quince horas, trabajo infantil, inexistencia de protección social, despido libre, etc. En definitiva, unas condiciones de vida pésimas que incluso hicieorn disminuir la esperanza de vida.

El movimiento obrero comienza a manifestarse en España en la primera época isabelina en la industria algodonera, produciéndose incendios en fábricas (luddismo). Pero los orígenes del movimiento obrero en España se dan en 1840 cuando surgen las primeras organizaciones en Cataluña, Málaga y Alcoy. Aparece la Asociación Mutua de Obreros de la Industria Algodonera, promoviendo las primeras huelgas por mejoras.

Dichas reivindicaciones consistían en una mejora del salario, libertad de asociación, horario laboral estable, limitación del despido libre, creación de comisiones de patronos y obreros para la negociación

Los logros de dicho movimiento fueron nulos. En el bienio progresista se redactaron proyectos de ley que nunca fueron llevados a cabo.

El socialismo utópico y España

Es una corriente surgida del movimiento obrero que pretende superar los males del capitalismo industrial y establecer una sociedad justa basándose en la moral. La influencia de estas corrientes llegó a España débilmente, secundadas por radicales de la burguesía ilustrada que defendían la democracia, el republicanismo y el federalismo.

La madurez del movimiento obrero y la AIT

La Asociación Internacional de Trabajadores (Primera Internacional) fue fundada en 1864, en Londres. Años más tarde, las tendencias de Marx y Bakunin se enfrentaron por sus diferencias en los procedimientos para dirigir la lucha de los trabajadores por su emancipación y logro de una sociedad igualitaria. De aquí surgieron dos tendencias que abajo se describen.

Anarquismo

El anarquismo llegó a España de la mano de Fanelli, discípulo de Bakunin, que visitó nuestro país. Esta tendencia pretendía alcanzar la emancipación económica de las clases trabajadoras al margen del Estado y luchando contra éste. Esta opción significaba la separación completa del mundo obrero con la política oficial, contribuyendo a empujar a los obreros al odio contra el Estado (de cualquier tipo) y a la desconfianza en cualquier acción política reformista.

Cantonalismo

Movimiento sociopolítico desarrollado en el Sexenio Democrático y en la Primera República. Éstos pretendían la soberanía de pequeñas localidades en las que se establecería una sociedad democrática e igualitaria. Dicho movimiento se extendía principalmente por el tercio mediterráneo de la Península, desde los Pirineos al Guadalquivir.

En este movimiento confluían los ideales anarquistas y federalistas (éste último se declara como opuesto al centralismo). La sociedad cree que el federalismo es la solución a sus males (igualdad, reparto de la riqueza) además de acabar con el centralismo vigente. Pi i Margall no pudo contener estos movimientos y dimitió. Su sucesor, Salmeron, se dedicó en su escaso tiempo de mandato a reprimir violentamente los movimientos obreros internacionalistas (reunion de los obreros sin fronteras, “proletarios del mundo, uníos”) como sucedió en Alcoy (Cantón de Alcoy, proclamado independiente liderado por los socialistas que prometen mejoras laborales y reparto de la tierra). Se proclaman distintos cantones por toda España, a destacar el de Cartagena que gracias a tener recursos, pudo reprimir durante un tiempo los ataques del gobierno durante algunos meses.

A los pocos días del golpe de Estado del general Pavía un decreto disolvió las organizaciones dependientes de la AIT y de esta forma se convertían en clandestinos.

Socialismo marxista

La corriente marxista se aferró a un núcleo madrileño que estuvo en contacto con Lafargue, yerno de Marx. Esta corriente se limitaba a pequeños grupos de seguidores de las ideas marxistas refugiados en la sociedad de resistencia Arte de Imprimir. Dicho socialismo tiene especial presencia en Extremadura, Castilla la Nueva y Madrid. Desde ahí se extendió a núcleos mineros e industriales como Asturias, País Vasco y Valencia.

Tenga en mente que ésto es un resumen elaborado por un estudiante. Más información click aquí.

3 Comments

  1. EJERCICIOS ADICIONALES QUE PUEDEN AYUDAR A LA ASIMILACIÓN DE CONTENIDOS DE LA COMPOSICIÓN ANTERIOR:

    1. Defina Movimiento Obrero. ¿A qué fenómeno aparece ligado?
    2. Condiciones de vida del obrero en los primeros tiempos de la industrialización
    3. Defina Luddismo. Manifestaciones en España.
    4. Explique qué comenta el texto sobre la Asociación Mutua de Obreros de la Industria Algodonera
    5. Comente qué reivindicaban los obreros durante el reinado de Isabel II. ¿Disponían dichos obreros del derecho de asociación? Recuerde sus logros.
    6. ¿Qué es el socialismo utópico? Comente su influencia en España.
    7. ¿Qué es la AIT?
    8. De las dos corrientes derivadas de la Internacional ¿Cuál encontró mayor eco en España? Explique esta opción y porqué fue la mayoritaria. ¿Se puede considerar el cantonalismo un movimiento internacionalista? Razona la respuesta.
    9. Explique el origen del socialismo marxista en España. ¿Porqué éste no encontró el suficiente apoyo? Comente por las regiones en que se extiende.

  2. RESOLUCIÓN DE LOS EJERCICIOS ADICIONALES SEGÚN “KOKI FILTH”

    *Los siguientes ejercicios no han sido corregidos por ninguna persona del ámbito escolar. Por lo tanto, sólo tendrán una validez orientativa. Si usted pertenece a la docencia, ruego corrija si erro en alguna cuestión*

    1. El movimiento obrero es un fenómeno social ligado a la industralización en el siglo XIX. Este fenómeno contemporáneo estaba compuesto por teorías, organizaciones y estrategias de los trabajadores industriales y promulgaban la lucha obrera.

    2. El proletariado vivía en condiciones de absoluta precariedad. Los salarios eran bastante bajos, se trabajaba en torno a las 15 horas diarias (en comparación con las 8 que promulgaba el marxismo), estaba permitido el trabajo infantil, el despido libre, etcétera. Dichas condiciones incluso acabaron haciendo bajar la esperanza media de vida de las poblaciones proletarias.

    3. (“Luddismo” está mal dicho, el término “Luddism” se ‘españolizó’ como Ludismo). Es un movimiento obrero que adquirió auge en Inglaterra que se caracterizaba por una protesta atacando a los instrumentos de producción. Las primeras manifestaciones aparecen como estallidos espontáneos con incendios en fábricas durante la crisis de la industria algodonera.

    4. El texto habla sobre el surgimiento de las primeras asociaciones de ayuda mutua causadas por la crisis de la industra algodonera, que causaba despidos indiscriminados a los trabajadores. Dichas asociaciones de ayuda mutua creaban un fondo común para establecer un pago para permitir subsistir a obreros en paro.

    5. Los obreros pretendían lograr la libertad de asociación, un horario laboral estable, la limitacion del despido libre y la creación de sindicatos y patronales para habilitar la negociación, entre otras mejoras.
    – No, de hecho en el Bieno Progresista se formularon proyectos de ley que nunca se llevaron a cabo en el que se incluían el derecho de asociacionismo obrero y la limitación del trabajo infantil, entre otros.

    6. Es una corriente del movimento obrero de la primera mitad del siglo XIX que pretende superar los males del capitalismo industrial y establecer una sociedad justa e igualitaria.
    – La influencia de dicho movimiento llegó débilmente a España y fue secundada por radicales de la pequeña burguesía ilustrada que defendían la democracia, el republicanismo y el federalismo.

    7. Es una organización de índole obrera que tenía la intención de unir a trabajadores de múltiples países para dirigir la lucha de los trabajadores por su emancipación y el logro de una sociedad igualitaria.

    8. La anarquista.
    – El anarquismo (traído a España de la mano de Fanelli, discípulo de Bakunin) pretendía alcanzar la emancipación económica de las clases trabajadoras al margen del Estado y luchando contra éste.
    – Sí, pues pretende la unión sin fronteras para llegar a alcanzar su objetivo federalista (igualdad plena y mayor reparto de la riqueza, creación de pequeños estados, “nacion de naciones”).

    9. Llega a España por Lafargue, yerno de Marx en 1871. Su influencia fue muy limitada, llegando sólo a extenderse por determinadas zonas como Madrid (impulsado por la asociación Arte de Imprimir), Asturias, Extremadura, Castilla la Nueva, País Vasco y Valencia.

  3. CONTENIDOS ADICIONALES EXTRAÍDOS DE INTERNET

    Primera Internacional
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    La Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT) o Primera Internacional, fue la primera gran organización que trató de unir a los trabajadores de los diferentes países.

    Fundada en Londres en 1864, agrupó inicialmente a los sindicalistas ingleses, anarquistas y socialistas franceses e italianos republicanos. Sus fines eran la organización política del proletariado en Europa y el resto del mundo, así como un foro para examinar problemas en común y proponer líneas de acción. Colaboraron en ella Karl Marx y Friedrich Engels. Las grandes tensiones existentes entre Marx y Mijaíl Bakunin llevaron a la escisión entre marxistas y anarquistas, tras lo cual los partidarios de Bakunin fueron expulsados.

    En 1872 el Consejo General de la AIT se traslada desde Londres, donde está ubicado desde sus inicios, a Nueva York, disolviéndose oficialmente en 1876. En 1889 se establece la Segunda Internacional, de corte socialdemócrata, como la sucesora en sus fines políticos, y que durará hasta 1916, y en 1922 aparece la Asociación Internacional de los Trabajadores, organización anarcosindicalista, que prentende recoger el testigo del ala libertaria y que llega hasta la actualidad.

    La Primera Internacional fue considerada como uno de los mayores factores que condujeron a la creación de la Comuna de París de 1871. Aunque esta idea es disputada, Marx hizo un escrito en relación con la defensa de la Comuna. Publicado como La Guerra Civil en Francia (1871), reúne el primer (julio 1870) y segundo manifiestos (septiembre 1870) del Consejo General la AIT y el manifiesto de junio de 1871, escritos por Marx.

    Anarquismo

    El anarquismo es una doctrina y movimiento radical que promueve la anarquía o acracia, es decir, la autonomía de cada individuo. Es contrario al gobierno o autoridad obligatoria (ej. el Estado) y promueve el autogobierno de personas y asociaciones.[1] La palabra ‘anarquía’ deriva del griego αναρχια anarchia, de αναρχος anarchos ‘no amo’.[2]

    Principios fundamentales del anarquismo son la autopropiedad de cada individuo, y la no coacción. Así, los únicos medios coherentes con estos principios son instituciones, derechos y obligaciones, que sean resultado de contratos libres o pactos voluntarios entre individuos soberanos.

    Federalismo

    El federalismo es una doctrina política que busca que una entidad política u organización esté formada por distintos organismos (Estados, asociaciones, agrupaciones, sindicatos, etc.) que se asocian delegando algunas libertades o poderes propios a otro organismo superior, a quien pertenece la soberanía, (Estado federal o federación) y que conservan una cierta autonomía, ya que algunas competencias les pertenecen exclusivamente.

    Cantonalismo
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    El cantonalismo es un movimiento insurreccional que aspira a dividir el Estado nacional en cantones casi independientes.

    Partidario de un federalismo de carácter radical, su objetivo es establecer una serie de ciudades o confederaciones de ciudades (cantones) independientes que se federarían libremente. Recuerda en ciertos aspectos a las polis griegas. El cantonalismo fue eminentemente un fenómeno de la pequeña burguesía, que además tuvo una gran influencia sobre el naciente movimiento obrero, y constituyó un precedente para el anarquismo en España.

    Marxismo
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    El marxismo es el conjunto de doctrinas políticas y filosóficas derivadas de la obra de Karl Marx, filósofo, economista, periodista y revolucionario del siglo XIX y de su amigo Friedrich Engels quien lo ayudó en muchos de sus avances en sus teorías. Marx y Engels se basaron en la filosofía de Hegel y de Feuerbach, ambos alemanes, la economía política de Adam Smith, la economía ricardiana de David Ricardo y el socialismo francés del siglo XIX para desarrollar una crítica de la sociedad que es tanto científica como revolucionaria. Esta crítica alcanzó su expresión más sistemática en su obra más importante, El capital: crítica de la economía política. Además de las raíces mencionadas, algunos pensadores marxistas del siglo XX, como Louis Althusser, Toni Negri o Miguel Abensour han señalado en la obra de Marx, el desarrollo de temas presentes en la obra de Maquiavelo o Spinoza.

    Desde la muerte de Marx en 1883, varios grupos del mundo entero han apelado al marxismo como base intelectual de sus políticas, que pueden ser radicalmente distintas y opuestas. Una de las mayores divisiones ocurrió entre los socialdemócratas, que alegaban que la transición al socialismo puede ocurrir dentro de un sistema pluripartidista y capitalista, y los comunistas, que alegaban que la transición a una sociedad socialista requería una revolución. La socialdemocracia resultó en la formación del Partido Laborista y del Partido Socialdemócrata de Alemania, entre otros partidos; en tanto que el comunismo resultó en la formación de varios partidos comunistas; en 1918 en Rusia, previo a la formación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, dimanan 2 partidos del Partido Obrero Social Demócrata de Rusia: el Partido Comunista, formación comunista, y el Partido Social Demócrata de Rusia, de tendencia socialdemócrata. Aún sigue habiendo muchos movimientos revolucionarios y partidos políticos en todo el mundo, desde el final de la Unión Soviética, aunque el internacionalismo obrero ha sufrido una grave crisis. Aunque hay partidos socialdemócratas en el poder en varias naciones de Occidente, hace mucho que se distanciaron de sus lazos históricos con Marx y sus ideas. En la actualidad en Laos, Corea del Norte, Vietnam, Cuba, la República Popular China y Moldavia hay en el poder gobiernos que se autoproclaman marxistas.

    Socialismo utópico
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    El socialismo utópico es la primera corriente del pensamiento moderno socialista, que se desarrolló entre el siglo XVIII y el XIX en Europa. El término fue introducido por Marx para luchar contra tal corriente llamada “utópica” del socialismo científico, basado en un análisis científico de la realidad social.

    Internacionalismo

    El Internacionalismo es un movimiento político que aboga por una mayor cooperación política y económica entre las naciones para el beneficio mutuo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: