Skip navigation

1. La lírica tradicional (manifestaciones, temas y ejemplos)
2. Mester de juglaría (tipo de poesía, autores y obras) (mencionar al Mio Cid, cantar de gesta)
3. El romancero
4. El mester de clerecía (poesía (métrica, etc.), temas, autores y obras)
5. El Libro de Buen Amor (escuela, autor, argumento y estructura)
6. La prosa medieval
7. La poesía prerrenacentista (tipo de poesía, cancioneros, autores y obras)
8. La Celestina (autoría, argumento, personajes, género e interpretación)

x. generos literarios

-/-/-/-

1. LA LÍRICA TRADICIONAL

La lírica apareció para recoger los sentimientos de las personas, y acostumbraba a acompañar trabajos domésticos o de campo, o fiestas y reuniones. Era una forma de acceder a la literatura, pues la mayoria de la gente era analfabeta y así se transmitia oralmente. Era una poesía de autoría anónima y se transmitía por los juglares que iban de pueblo en pueblo.
Esta lírica se basaba normalmente en temas amorosos (como por ejemplo, la mujer que espera al amado o el amor no correspondido), aunque trataba también otros temas como fiestas o cualquier tema de la vida cotidiana.
Los poemas estan escritos usando lenguaje directo y suelen tener oraciones breves. A veces, usan expresiones de afecto y interjecciones.
Las manifestaciones de esta lírica popular se divide en tres grupos: jarchas, cantigas y villancicos.

Las jarchas son poemas pequeños que se colocaban al final de las composiciones árabes. Se cantaban en mozárabe, y por lo general tratan de temas amorosos de una manera sencilla.

Las cantigas eran canciones caracterizada por una estructura paralelística, en que se repiten los versos con pocas variaciones entre ellos. Hay tres tipos, cantigas de amigo, cantigas de amor y cantigas de escarnio. Las más importantes de la península fueron las galaico-portuguesas.

Los villancicos son poemas de forma estrófica que lleva un estribillo y una glosa que expande y explica el contenido del estribillo. Expresa los sentimientos con mucha intensidad, ya que normalmente son de tema amoroso.

2. MESTER DE JUGLARÍA

Es una poesía épica que narra en verso las hazañas de un héroe importante, basándose en hechos históricos pero añadiendo partes que no son reales para darle intención artística, además de que los propios juglares ornamentaban las poesías para engrandecer a los héroes o añadiendo datos que atrayeran al público. Era recitado por los juglares, y de ahí viene el nombre de mester de juglaría, de “oficio de juglar”.
Nace a finales del siglo diez, y los más importantes son los poemas épicos franceses, de los cuales se puede destacar “Chanson de Roland”.
Los juglares eran personas que procuraban entretener profesionalmente al público, hablando de asuntos de interés general.

Los cantares de gesta estan formados versos, y su medida esta entre las 14 y 16 sílabas, dividido en dos partes separado por un hemistiquio. Tiene rima asonante y usa un lenguaje no muy vulgar. El más representativo de los cantares de gesta castellanos es el Poema de Mio Cid, que se conserva casi completo.
Dicho poema habla de las hazañas de Rodrigo Diaz de vivar, el cual cuenta como fue acusado injustamente, y cómo el rey Alfonso VI le arrebató sus bienes y lo echó de castilla. Hasta dia de hoy, no se conoce realmente quien fue el autor del poema. Este poema se compone de tres cantares, el Cantar del destierro, el Cantar de las bodas de las hijas del Cid y el Cantar de la afrenta de Corpes, cada cual cuenta una parte de la historia.
El poema está escrito con un gran realismo, y está llena de expresiones cristalizadas y repetidas como fórmulas rituales.

3. EL ROMANCERO

Un romance es un poema de extension variable escrito en versos de ocho sílabas, en las que riman los versos pares con rima asonante y quedan sueltos los impares. No se sabe la fecha exacta en la que surgieron los romances. El más antiguo que se conoce data del siglo quince.

Dichos romances se transmitían oralmente, y los juglares alteraban éstos dependiendo de las preferencias de sus oyentes. Luego las peronas que recitaban dichos poemas también los cambiaban, y así es posible que existan varias versiones de un mismo romance.

Se pueden clasificar según el tema en históricos, clásicos, religiosos, bíblicos, carolingios, novelescos o moriscos. Sus rasgos más importantes son el fragmentarismo (que sólo deja lo esencial sin dar rodeos) la estructura dialogada (usando diálogos) y el lenguaje (que es sencillo, usando expresiones de afecto, o también usando interjecciones).

Uno de los romances más famosos es el Romance del conde Arnaldos, el cual es novelesco y lírico.

4. MESTER DE CLERECÍA

Los clérigos comienzan a crear poemas con finalidades didácticas y su interés principal era extender los conocimientos que habían adquirido tras la lectura de textos en latín. Buscan la perfección y por ello usan la cuaderna vía, es decir, estrofas de cuatro versos de catorce sílabas con rima asonante. Usa la lengua vulgar para hacer que los feligreses entendieran mejor lo que se decía. El primer poema en lengua vulgar está en el Libro de Alexandre. Las obras más importantes son el Libro de Alexandre, en la cual se introduce en la literatura española la leyenda de Alejandro, un caballero medieval, y el Libro de Apolonio, donde se encuentran aventuras del rey Apolonio de Tiro.

Sin embargo, el autor mas representante es Gonzalo de Berceo. Su obra más importante fue Milagros de Nuestra Señora, que relata de forma breve como los pecadores devotos a la virgen fueron salvados en distintas ocasiones.

5. EL LIBRO DE BUEN AMOR

Fue escrito por Juan Ruiz “Arcipreste de Hita”. Se trata de un relato autobiográfico en el cual intercala varios textos abarcando gran variedad de temas, con lo cual se puede decir que este libro se puede considerar misceláneo. Pertenece al mester de clerecía y casi completamente está escrito en cuaderna vía, y mecla el lenguaje popular y el culto. Según su autor este libro está escrito con intención didáctica y moral, al menos éso dice el autor. Hay varios elementos destacables dentro de la obra, como el uso de -enxiemplos- (cuentos y fábulas) introducidos como final o como elemento de enseñanza. También incluye sátiras (contra el dinero, contra los vicios, etc.), poesías líricas de canciones profanas y piadosas, etc. Por su mezcla de lo serio y lo informal es difícil decir que la verdadera intención de la obra es didáctica.

6. LA PROSA MEDIEVAL

La prosa medieval castellana no se desarrolló hasta el siglo XIII. Los primeros textos aparecieron en las glosas de los monasterios de San Millán de la Cogolla y de Santo Domingo de Silos. Tiempo después, el romance se usó en otros aspectos de la vida, como en los escritos oficiales o hasta siendo usado por los traductores de la Escuela de Toledo. Más tarde aparecieron colecciones de cuentos de tradición oriental, como los “enxiemplos”.

Alfonso X fue el creador de la prosa literaria castellana. En su corte reunió a poetas, trovadores y sabios para redactar y conservar por escrito todo lo importante de la época. Él y sus colaboradores comenzaron a escribir y fueron enriqueciendo la prosa castellana creando, por ejemplo, nuevas palabras. La obra promovida por alfonso decimo el sabio abarca desde obras de derecho (como el “Libro de las Leyes”) las ciencias (como las Tablas alfonsíes) los juegos (como el “Libro del axedrez e dados e tablas”) o la historia (con libros como “Cronica general (o estoria de espanna)).

El infante Don Juan Manuel fue un noble sobrino de alfonso X. En sus obras une la vida caballeresca con la moral cristiana. En sus libros siempre aparece el propósito didáctico, usando argumentos basados en el tópico viejo/joven. Su obra más representativa es el “Libro de Patronio” o “Conde Lucanor”.

Además, en el siglo XIV surgíó un tipo de relato: los libros de caballerías. Estas novelas de aventuras era un género de ficción que exaltaba los ideales caballerescos y creó la primera imagen del caballero, un héroe que defendía la justicia y servía a su dama. La primera novela caballeresca española es el “Libro del cavallero Zifar”, atribuido a Ferrand Martínez. También se creó el “Amadís de Gaula”, de la mano de Garci Rodríguez de Montalvo. Este tipo de novela tuvo una gran influencia en la narrativa.

7. LA POESÍA PRERRENACENTISTA (tipo de poesía, cancioneros, autores y obras)

Es una poesía que reflejaba las transformaciones de la sociedad del siglo XV. en esta época entran las novelas de caballería, las novelas sentimentales o la poesía de cancionero. Se distinguen dos etapas. La primera, de 1400 a 1450, en la cual se pueden destacar autores como Santillana, Juan de Mena o Gómez Manrique.
La segunda etapa se da de 1450 a 1517. en esta época se destacan Jorge Manrique, Juan del Encina, Fernando de Rojas o Lucas Fernandez.

La poesía culta, es decir, la poesía cortesana y los cancioneros es una heredera de la poesía amorosa de los trobadores. Presenta gran variedad de temas y géneros, como la cantiga (de tema amoroso) la esparza (que es un pensamiento ingenioso de una sola estrofa) el dezir (de asuntos morales, filosóficos, etc.) las preguntas (poemas dialogados de tema filosófico, científico o teológico) o la glosa (estrofas que amplian un estribillo, de origen popular o culto).
Estos poemas están recogidos en diversos cancioneros, como el cancionero general, el cancionero de baena, el de estúñiga o el cancionero musical de palacio.

Autores y recopiladores importantes de la época fueron Iñigo López de mendoza, marqués de santillana, que recogió poemaas en libros como Diálogo de Bías contra Fortuna o Refranes que dicen las viejas tras el fuego. Juan de Mena también fue muy importante, y compuso un poema llamado Laberinto de Fortuna que dedicó a Juan II. Jorge Manrique también fue muy importante, y sin lugar a dudas su obra mas importante fue Coplas a la muerte de su padre.

8. LA CELESTINA (autoría, argumento, personajes, género e interpretación)

Se publicó en Burgos como obra anónima, con dieciséis actos y titulada Comedia de Calisto y Melibea. En su tercera edición aparecieron un prólogo y el nombre del autor que se formaba uniendo las iniciales de unas octavas acrósticas. Pocos años despues, se añadieron cinco actos, y se cambió el título por el de Tragicomedia de Calisto y Melibea. En el prólogo de la obra, Fernando de Rojas explica que encontró una parte de La Celestina escrita y que decidió continuarla en sus vacaciones.

Es importante señalar que La celestina se considera el paso a la nueva sociedad en la época de los reyes católicos.

La celestina es una obra que trata de los amores de Calisto y Melibea. Este primero se enamora de Melibea, pero ella lo rechaza. Su criado Sempronio le aconseja que le pida ayuda a una alcahueta (Celestina). En agradecimiento, Calisto regala una cadena de oro a Celestina, quien muere asesinada por los criados por no compartir con ellos dicha cadena. Poco después estos son ajusticiados por el crimen. Una noche que Calisto visita a Melibea, éste muere por un resbalón en la escalera, se desnuca y, por lo tanto, muere. Melibea desesperada, cuenta lo sucedido a su padre y se tira desde una torre. La obra termina con el tormento del padre.

El personaje principal, ante todo, es Celestina, una codiciosa vieja que crea brebajes, hechizos, etc. Además es alcahueta y posee un negocio de prostitución con sus pupilas, Elicia y Areúsa. Elicia es nerviosa, irritable y satisfecha siempre. Areusa trata de ser fiel, es amable y sosegada.
También son personajes principales Calisto y Melibea. Calisto es egoísta y solo piensa en sí mismo. Melibea es enérgica y decidida.
También estan Sempronio y Pármeno, que son los criados de calisto. Sempronio es egoista y cobarde, y Pármeno es fiel e inteligente.
Pleberio y Alisa son los padres de Melibea. Pleberio es un padre amoroso, preocupado siempre por su hija. Alisa es una madre orgullosa de su posición social.

Esta obra en sí no es ni teatro ni novela, pertenece a un género llamado tragicomedia. La obra tiene una gran riqueza de lenguaje y alterna entre lo culto y lo popular.

La Celestina es medieval en la sociedad que describe y en la intención moralizadora de la obra, ya que todos los perosnajes que han pecado acaban muriendo. Hay grandes rasgos de paganismo (por ej. en lo de “yo no soy cristiano sino melibeo”) y en la importancia del individuo (rasgos renacentistas). Esta obra muestra la angustia ante la fugacidad de la vida y de las posibilidades que ofrece el placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: